Actualidad

Así quiere la DGT reducir los accidentes en 2020

Su objetivo es continuar con la tendencia a la baja de víctimas mortales, especialmente en colectivos vulnerables como el de los motoristas.

Así quiere la DGT reducir los accidentes en 2020

Los motoristas han tenido un mal dato de siniestralidad en 2019.

Con el arranque del nuevo año, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado el balance de siniestralidad en las carreteras españolas durante 2019. Y aunque los datos resultan favorables en relación a ejercicios anteriores, el objetivo de la entidad es continuar con los esfuerzos necesarios para que la reducción de víctimas mortales mantenga esa tendencia. Para ello, han previsto una serie de actuaciones que en 2020 ponen el acento en colectivos vulnerables como el de los motoristas.

Porque si en general han bajado tanto el número de accidentes como de fallecidos e incluso heridos graves, en el caso de los usuarios de motocicletas la tendencia resultó bien distinta durante el pasado año. Del total de 1.098 muertes contabilizadas en ese periodo, 264 correspondieron a motoristas, lo que supone 47 más que el ejercicio anterior. Junto con los ciclistas (cuatro víctimas más que en 2019 para llegar a las 40), son los únicos grupos de usuarios de la vía que han visto crecer su siniestralidad, por lo que la DGT se plantea un paquete de propuestas para ellos.

Se implementará el ‘Plan de medidas especiales para los motoristas’, con tres puntos concretos previstos:

  • Identificación y actuación en un centenar de tramos de alta siniestralidad de este colectivo, con acciones de señalización, infraestructura y vigilancia específicas.
  • Promoción del uso de chalecos y otras prendas dotadas con bolsa de aire de protección.
  • Regulación de cursos de conducción segura, incluyendo la posibilidad de incentivar su aprovechamiento con la recuperación de puntos del carnet y otros beneficios como descuentos, promociones, pólizas de seguro ventajosas…

Más allá de la casuística preocupante de los motoristas, la DGT pondrá en marcha otra serie de iniciativas que deberían influir positivamente en la seguridad vial. Para empezar, su intención es elaborar un plan estratégico para el periodo 2021-2030, siguiendo las directrices de la Unión Europa y con los acuerdos que se adopten en la Cumbre Mundial de la seguridad vial, que se celebrará el próximo mes de febrero en Estocolmo (Suecia).

En la misma línea, se trabajará en una movilidad segura y sostenible como paso previo a una política efectiva de seguridad vial, en colaboración en este caso con la Federación Española de Municipios y Provincias. Como medidas más concretas, la DGT pretende introducir modificaciones en la ley del permiso por puntos, además de reformar el Reglamento de Circulación para establecer una velocidad máxima de 30 km/h en las calles de las ciudades con un único carril de circulación (desde los 50 km/h genéricos en la actualidad).

Por último, la vigilancia de las conductas de riesgo y el cumplimiento de la legislación vigente seguirán siendo para la DGT pilares fundamentales en la lucha contra la siniestralidad en la carretera, tal y como declaró durante la presentación de estos datos Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior en funciones: “Las 1.098 muertes violentas por desplazamientos son inaceptables para nuestra sociedad, y los datos que presentamos nos animan y estimulan a seguir  trabajando porque todos sabemos que los accidentes de tráfico son evitables”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no